La Planta: El lugar donde el derecho al agua no se cumple

La Planta: El lugar donde el derecho al agua no se cumple

La Planta es una localidad del Departamento de Caucete – San Juan, que se encuentra ubicada a 2,4 Kilómetros de Marayes y a 2 kilómetros de la ruta 141. El paraje La Planta nace en el siglo diecinueve con la instalación de una importante planta de tratamiento de oro. Este pueblo recibe su nombre por las ruinas de la planta de tratamiento de oro que funcionaba allí. La planta de tratamiento cerró a mediados del siglo pasado y sólo dejó residuos altamente contaminantes que aún se mantienen.

El pueblo de La Planta sufre de falta de agua, falta de redes cloacales y demás servicios. Un camión-tanque de la Municipalidad de Caucete, les provee agua a las familias que allí habitan, pero no es suficiente para la vida diaria, por lo tanto el derecho estipulado al agua no se cumple. Las Familias que viven en La Planta necesitan que se visibilice y se cree conciencia sobre la problemática del agua.

OSSE  es quien suministra el agua que la Municipalidad entrega a La Planta. La intendencia les lleva el agua en camiones y la deposita en piletas públicas y en tachos que tiene cada familia.

La Comunidad está compuesta por 35 familias aproximadamente y cuenta con una escuela, que funciona también como salita sanitaria los viernes en la mañana. Las familias de La Planta quedaron sin trabajo cuando cerró la mina de oro. Los pobladores construyen sus viviendas con residuos mineros por la falta de recursos que generó el cierre de la mina de oro.

En el pueblo no hay negocios comerciales, policía, ni hospital. Cada cierto tiempo un colectivo pasa vendiendo víveres para abastecer a la localidad.

El primer indicio de contaminación en La Planta fue la muerte del ganado caprino que es característico de esta zona.  La contaminación de La Planta se produjo porque las mineras que extraían el oro utilizaban mercurio y cianuro. Todos estos desechos se vertían en la zona y en las cercanías del rio.

El acceso al agua debe ser considerado como un derecho humano. El derecho al agua forma parte de las garantías indispensables para asegurar un nivel de vida adecuado. La Población de la Planta debería tener el mismo derecho al agua que todos, no ser estigmatizados de ninguna forma y  acceder a una forma de vida digna en su propia tierra, que forma parte de la cultura sanjuanina.

Deja un comentario